El "Tana" gana la Vuelta a Cantabria

El «Tana» gana la Vuelta a Cantabria

El «Tana» de Javier Chávarri en IRC1, el «Aizen»de Gustavo Arce y Belén Rosón, en IRC2, el «Kirios I» de José Luis Castillo en IRC3, y el «Punto Arquitectura» con Juan Bedia al timón en clase Open, han sido los vencedores de la XXIII Vuelta a Cantabria a vela disputada a lo largo del fin de semana y que concluyó el pasado domingo en Santander.

El sábado se disputó un recorrido de 20 millas con salida cerca del Puerto Deportivo Marina de Laredo, paso de una primera baliza una milla al nordeste del espigón ubicado frente al Real Club Náutico de Castro Urdiales y llegada final entre el Fuerte de San Carlos y el Real Club Náutico de Laredo.

Los barcos partieron con un viento bastante flojo del norte, pero a partir de Oriñón se fue yendo más al noroeste. Los veleros que atacaron más alejados de la costa encontraron mejores condiciones de viento y corriente a favor camino de Castro Urdiales, para regresar desde allí ciñendo con viento entre 5 y 10 nudos , que subió bastante en intensidad cuando saltó una tormenta con fuertes chubascos y los barcos de cabeza se acercaban ya al monte Buciero. En IRC1 el «Boro V» y el «Tana» de Javier Chávarri, después de una ceñida magistral se fue escapando del Gran Soleil 45 «Boro», que capitaneaba Salvador Albiñana con Víctor Gorostegui a la táctica. En IRC2, dominó con claridad la primera mitad de regata el Dehler 33 «Murphy» de Guillermo Bustillo, siempre muy rápido en empopadas, en la ceñida de vuelta el «Aizen» fue dándole caza hasta el punto de cruzarle la proa frente al monte Buciero, después de que los de Bustillo se quedaran con muy mala suerte encalmados bastante cerca de la llegada. El «Aizen»se anotó esa prueba, seguido a solo 13 segundos en compensado por su laredano barco gemelo «Kenex v» de Ignacio Giménez, anotándose el «Murphy» la tercera plaza.  Los barcos de la clase Open e IRC3 no pudieron completar el recorrido antes del tiempo establecido (19.45 h.) quedándose algunos barcos muy cerca de la línea de llegada cuando se decretó la suspensión.

El domingo, la flota efectuó el recorrido Laredo-Santander. Con puntualidad británica el juez del Real Club  Náutico de Laredo, Tyto Arranz, dio la salida frente a la playa La Salvé, con unas condiciones meteorológicas idílicas, viento nordeste de 10-12 nudos de intensidad que fue subiendo a lo largo del recorrido hasta llegar a soplar por encima de los 25 nudos a medida que los barcos se aproximaban a la bahía santanderina. Tras rodear el Buciero, a la altura de Faro del Pescador los participantes comenzaron a izar sus spinnakers (velas globo) y apuntaban directamente a Cabo Quejo, para desde allí, navegar en una preciosa empopada hasta Santander. El tipo de rumbos y la subida del viento hizo que se viviera una etapa muy rápida, con el «Tana» completando el recorrido en dos horas y 47 minutos, llegando cerca a su popa el «Boro V», que cruzó la llegada dos minutos después , y con victoria también en tiempo compensado para el barco del Abra de Bilbao. Pocos minutos más tarde hicieron su entrada los barcos de IRC2, con el «Aizen» de Gustavo Arce muy destacado en la llegada. El «Murphy» mantuvo un precioso duelo con el barco de Arce desde Cabo Ajo hasta la Isla de Mouro, pero los de Bustillo se quedaron fuera de combate al tener que arriar su spí cerca de la entrada a la bahía de Santander después de perder el control del barco en una maniobra con casi 30 nudos de viento. Hasta Ajo, el «Kenex V» también regateó muy bien pero con tripulación escasa decidió navegar de forma conservadora en los tramos finales de la etapa y acabó tercero, por detrás del «Murphy» que, con un segundo, acababa en ese mismo puesto en la clase, y del «Aizen»que firmaba un doblete al igual que el «Tana» en IRC1.

En IRC3 gran etapa del «Kirios I», que se hizo las 17 millas entre Laredo y Santander en tres horas y cuarto, con mucho margen de ventaja sobre su más directo rival en la prueba, el «Puntarrás» de Luis Laínz, que terminó segundo y tuvo que entrar en ciñendo a la bahía tras una fuerte rolada del viento que pasó del Nordeste al Suroeste. En Clase Open dominó con autoridad el J80 «Punto Arquitectura»que hizo un final de etapa «volando» con planeadas de más de 15 nudos de velocidad, terminando en segunda posición el «Plouf».

Fuente: Javi León (DM)