El MAPFRE vencedor de la costera de Hong Kong

El MAPFRE vencedor de la costera de Hong Kong

Segundo asalto en aguas hongkonesas y con un brillante rendimiento de la tripulación del MAPFRE. El equipo patroneado por el vasco Xabi Fernández cogió las riendas de la vuelta a la isla de Hong Kong tras una dolorosa salida en la que primó la falta e inestabilidad de viento. El MAPFRE llegó a la línea de viento que quería en primer lugar y a partir de ahí ya no dio opción a sus rivales sacando 14 minutos de ventaja al segundo y 25 minutos al tercero, el local Scallywag.

Los partes meteorológicos ya no eran muy halagüeños en Hong Kong y la pasada madrugada en España no hacía más que confirmarse que las 26 millas teóricas de la vuelta a esta isla asiática serían más bien lentas debido a los vientos ligeros predominantes, especialmente en la salida y llegada. De hecho fueron varios los momentos en los que vimos las correderas de los VO65 marcando prácticamente 0 nudos de velocidad.

Tras un aplazamiento en el agua de la salida por falta de viento, tres de los seis barcos en liza hacían una salida prematura, por lo que tuvieron que penalizarse cruzando la línea de nuevo. Fue el caso de Brunel -cuarto-, Turn the Tide on Plastic -último- y el local Scallywag -tercero-.

Tras una mano bien jugada, MAPFRE fue el primero que encontró el viento nuevo y pudo escaparse con una sólida ventaja con respecto a los demás barcos.

El cántabro Pablo Arrarte (Patán), el encargado de “conducir” el MAPFRE en las regatas costeras, contaba a su regreso a tierra que “sabíamos que la salida era muy importante, sobre todo porque en esta zona de la salida de la bahía no había viento y evidentemente el primero que llegase al viento, que estaba un poco más afuera, iba a ser una ventaja. La corriente estaba a favor de la salida, con lo cual era más o menos fácil hacer un fuera de línea, así que estuvimos practicando bastante antes de la salida para ver los tiempos y las distancias. Estábamos en una posición que creíamos que era la correcta hasta que de repente vimos que un par de barcos se echaron sobre nosotros, pero también vimos que iban pronto y al final salieron fuera de línea y han tenido que volver. Nuestra salida fue bastante limpia, más o menos como pensábamos así que bien, muy contentos con la salida“.

A partir de ahí, muy poquito viento y haciendo maniobras hemos conseguido en un par de ‘rachitas’ sacar un poco de ventaja. Lo bueno es que estando delante puedes decidir cuándo hacer las maniobras y seguir el plan que tú quieres, mientras que si estás por detrás estás un poco más condicionado, así que el estar primeros nos ha dado un poco de ventaja. Hemos llegado primeros a la línea de viento y nos hemos despegado de la flota. Nos ha salido bien, hemos tenido suerte y hemos podido seguir el plan que esperábamos“, ha reconocido el cántabro, uno de los conductores más respetados de la flota.

© Maria Muiña I MAPFRE

Con estas regatas nunca sabes, porque igual que puedes sacar la ventaja en un momento también la puedes perder por ejemplo en una calma a sotavento de una montaña, donde puedes quedarte parado y la flota te rodeará. Afortunadamente en este caso ha sido más una regata en la que el que estaba delante siempre parecía que tenía mejor presión. Las transiciones también las hemos pasado un poco mejor y sí, la clave ha estado un poco en la salida y en los momentos justos después de la salida“, decía por su parte el navegante Joan Vila.

La Dirección de Regata anunciaba durante el recorrido que éste se acortaba debido a la falta de viento en la aproximación a la línea de llegada, que dejaría a la flota flotando “Viendo los tiempos, sabíamos que el tiempo límite era las 16:00 hora local, si no acortaban sabíamos que probablemente era difícil que todos los barcos terminasen dentro del tiempo límite. Viendo las condiciones ha sido una decisión acertada, porque luego no había mucho viento dentro de la isla entre los edificios de Hong Kong“.

Fuente: Desafío Mapfre

Fotos: María Muiña