La Regata Hándicap Astillero promovida por el Ayuntamiento de Astillero y el Real Club Marítimo de Santander, un éxito de participación, ha contado con 43 embarcaciones

La Regata Hándicap Astillero promovida por el Ayuntamiento de Astillero y el Real Club Marítimo de Santander, un éxito de participación, ha contado con 43 embarcaciones

43 embarcaciones de mayor y menor porte se dieron cita en esta 53 edición de la Regata Hándicap promovida por el Ayuntamiento de Astillero y el Real Club Marítimo de Santander, con el soporte mediático de Cantabria Liberal.

A las doce del mediodía se iniciaba el procedimiento de salida frente al RCMS para cubrir la primera etapa entre Santander y El Astillero. El nordeste de doce nudos propició una regata rápida y el primer barco en cruzar la línea de llegada frente a la Boya de San José invirtió solamente 38 minutos en cubrir las 4 millas náuticas que separan los dos puertos.

El ganador de esta manga en tiempo compensado fue el vaurien Bravo de José Mª Mier y Jorge Estrada, seguido del snipe Mojito de Fernando Pereda e Ignacio Abaitua y el snipe Tolosa & Cía de los hermanos Javier y José Sánchez-Barcaiztegui.

Una vez llegados todos los barcos, se reunieron los más de 150 participantes en el parque cercano la Escuela de Vela para disfrutar de una monumental paella ofrecida por el Ayuntamiento de Astillero y al finalizar se entregaron los premios especiales con la presidencia de Francisco Ortiz Alcalde de Astillero, Fernando Mirapéix Presidente de la Federación Cántabra de Vela y Fernando Pereda Presidente del RCMS.

Este tipo de regatas contribuyen a que puedan participar familias enteras, ya que admite desde los pequeños Optimist hasta los Cruceros, pasando por todas la clases intermedias.

Los premios fueron para:

María Echavarri, regatista más pequeña en Optimist

Candela Escobedo, primera fémina en Optimist

Tripulación del Raquero 1 de la Isla de la Torre, primer clasificado en barcos de Escuela

Equipo de la Escuela de Vela de Astillero, premio de consolación por las incidencias sufridas durante la regata

Deparranda de Camilo Felipe, primer Dinghy clasificado

Cristobal Piris, regatista en solitario en su batel a vela, el Zarza

Joaquín Cavero, regatista en Optimist clásico de los años 70

Escuela de Vela Isla de la Torre, por su iniciativa de participar por primera vez en la regata

Real Club Marítimo de Santander, por su implicación en el fomento de la Vela y realizar durante más de 50 años esta regata

A las tres y media de la tarde se dio la salida de la etapa de regreso a Santander, muy ajustada debido a la bajamar que dejaba muy poco espacio para negociar las posiciones en la línea de salida y que, curiosamente, solo provocó una llamada individual.

Esta vez ciñendo y también contra marea, los yates fueron dando bordos a través del estrecho canal de navegación hasta llegar al RCMS, invirtiendo 46 minutos el más rápido.

En tiempo compensado repitieron triunfo el Bravo y el Mojito, seguido esta vez del láser de Mario Cabanas; siendo este órden también el podio de la Clasificación General de la regata combinando ambas pruebas.

CLASIFICACIONES:

http://www.rcmsantander.com/es/default/regatas/ficha/id/443/menuaction/index

 

Galería de fotos: