El“Kenex V”y el “Pilar IV”vencedores de las “100 millas de Laredo”

El“Kenex V”y el “Pilar IV”vencedores de las “100 millas de Laredo”

• El Kenex V del Real Club Náutico de Laredo, en la clase IRC, y el Pilar IV, independiente, en la clase Club, son los ganadores absolutos en una regata que ha sido rápida y muy disputada.
• Mención especial ha merecido Alejandro Cueto, del Club Náutico Bahía de Gijón, que ha ganado en solitario con su embarcación Geiser.
• La regata ha sido un éxito de participación, con 33 embarcaciones procedentes de Cantabria, Asturias y País Vasco de las clases Solitario y A dos.
• La próxima cita destacada de la vela cántabra será el Campeonato de Cantabria de Cruceros que se celebrará los próximos 15 y 16 de agosto, y la tradicional Vuelta a Cantabria a Vela, entre los próximos 21 a 23 de agosto, ambas enmarcadas dentro de “la semana del crucero” del Real Club Náutico de Laredo.

Los barcos Kenex V, del Club Náutico de Laredo, con Ignacio Giménez y Javier Giménez, en la categoría IRCy elPilar IV, independiente,tripulado porMiguel Valles y Javier Cifrián, en la categoría Club, se han alzado con lasvictorias absolutas enla regata Las 100 millas de Laredo.
La prueba se ha desarrollado del 31 de julio al 2 de agosto en aguas del Cantábrico, cubriendo la ruta Laredo- Castro Urdiales- Santander- Bilbao- Laredo en tres etapas.Las 100 Millas de Laredo está organizada por el Real Club Náutico de Laredo y la Federación Cántabra de Vela. Un total de 33 embarcaciones han tomado parte en esta competición que tenía previsto celebrarse en mayo. Sin embargo debido al estado de alarma hubo de ser trasladada a este verano. Aun así, las actividades sociales en tierra que suelen acompañar este tipo de regatas no se han celebrado como medida de prevención.
Clasificación final
Categoría IRC
1.Kenex V (Ignacio Giménez-Javier Giménez), RCNL, 14:19:20
2. Urbegi (Jon Garai-Javier Larrañaga), Orza, 14:03:30.
3. Andarax Bi (Josu Portularrume-Borja Garbizu) Guetaria, 15:19:21
Categoría Club
1. Pilar IV (Miguel Valles y Javier Cifrián), IND, 18:04:18
2. Mirentxu (Iñaki Zumárraga y Ana Martínez), RCNL, 18:01:06
3. Geiser, (Alejandro Cuetos), RCB Gijón, 18:06:50

Desarrollo de la prueba
La regata Las 100 millas de Laredo se ha convertido en una cita puntera en el Cantábrico ya que es la más larga que se disputa en 30 horas de navegación ininterrumpida, sin tocar tierra, cubriendo tres etapas: Laredo-Castro Urdiales; Castro Urdiales-Santander; Santander-Bilbao-Laredo.
La jornada del viernes se dedicó a las mediciones y revisiones de las embarcaciones inscritas y el sábado a las 12 del mediodía comenzó la regata propiamente dicha. Las condiciones climatológicas fueron en general bastantes buenas. El sábado las embarcaciones hubieron de iniciar la ruta con viento flojo,navegando de popa con menos de 8 nudos, obligando a las embarcaciones a hacer uso de los spis en su ruta hacia la baliza de Castro Urdiales. El viento del Noroestellegó a alcanzar en esta zona entre 10 y 15 nudos a medida que avanzaba el día, debido a los chubascos. Esto propició que la regata fuese más rápida de lo que en principio se preveía y las tripulaciones tuvieron que realizar una ceñida en su rumbo hacia la Isla de Mouro en Santander.
Desde allí y ya de noche, con viento de nuevo flojo virando al Sur, hubo que desplegar los spis para continuar rumbo hacia la boya de recalada en Bilbao, donde sobrevivieron chubascos que propiciaron vientos que permitieron velocidades de navegación que superaron las previsiones. Las entradas en el Puerto de Laredo comenzaron a las 6 de la mañana del domingo 2 de agosto.
La batalla más dura en la clase IRC la protagonizaron las embarcaciones Kenex V, del Real Club Náutico de Laredo, El Gaitero, del Real Club Marítimo Astur, con base en Bilbao, y el Urbegi, del Club Orza en IRC. En la clase Club el Txintxo X, del Real Club Náutico de Laredo, El Mirentxu, del mismo club y el Pilar IV, independiente, estuvieron siempre en cabeza de la regata.
Los tiempos invertidos por las embarcaciones en cubrir cada etapa se registran con los trackers o localizadores en cada meta volante, ubicadas en la baliza de Castro Urdiales,en la Isla de Mouroy en la boya de recalada.En la clase IRC se integran los barcos normalizados y medidos y la clase Club está abierta a todo tipo de barcos.
Éxito deportivo y de participación
Las condiciones climatológicas han ayudado al éxito deportivode esta tercera edición de la regata Las 100 Millas de Laredo en comparación con las anteriores, ya que en la primera los fuertes vientos de Nordeste en la noche del sábado al domingo hicieron que entraran solo 7 barcos a puerto y en la segunda se declaró un fuerte temporal que obligó a acortar la regata y solo unas pocas embarcaciones consiguieron terminarla.
En esta tercera edición han participado 33 barcosde Cantabria, País Vasco y Asturias, pertenecientes al Real Club Náutico de Laredo, Real Club Náutico de Santander, Real Club Náutico de Castro Urdiales, Club Náutico de Suances, Club Orza de Getxo, Club Náutico Bahía de Gijón, así como embarcaciones de Hondarribia, Guetaria, Bilbao y Gijón.
Según el presidente del Real Club Náutico de Laredo, Juan Adarraga, esta tercera edición ha sido “un éxito de participación, cada año gusta más a la gentey esperamos para el próximo año superar las 40 embarcaciones. De hecho hubiéramos llegado este año a los 36 barcos, pero hubo regatistas que se despistaron y no llegaron a inscribirse a tiempo”.
La regata “Las 200 Millas de Laredo” nació con “la ilusión de que fuese una de las más importantes de nuestra zona” y aunque este año por motivos de prevención sanitaria frente al riesgo de contagio por coronavirus no se han podido celebrar las actividades sociales en tierra, según Adarraga “todos los regatistas ha estado encantados y el año que viene vuelven”. En las ediciones anteriores se celebraron charlas, briefings y encuentros con autoridades y en esta ocasión solo se han celebrado las citas deportivas y la entrega de trofeos, tomando todas las medidas deprevenciónen cada actividad, como la toma de temperatura en los pantalanes a los participantes, el uso de mascarilla y la distancia interpersonal.
Adolfo Zabala, presidente del Comité Organizador de Regatay delegado de Vela del Real Club Náutico de Laredo, ha añadido que en un principio se valoró la suspensión de la regata pero finalmente se decidió el aplazamiento al verano de la prueba deportiva eliminando las actividades sociales en tierra.Zabala considera por otro lado que es una regata muy dura ya que se realiza en solitario o en embarcaciones de dos tripulantes, de forma ininterrumpida durante 30 horas de navegación y cubriendo 100 millas “que en realidad son hasta 120 o 130 millas por tener que ir ciñendo”. Para que se pueda celebrar, añade,“hay que tener viento y hemos tenido el viento exacto y justo, meteorológicamente ha sido perfecta”.
El presupuesto de la regata ha ascendido a 5.000 euros asumidos en su totalidad por el Real Club Náutico de Laredo, sin la participación de entidades patrocinadoras que en otras ocasiones han colaborado en la celebración de las actividades sociales en tierra y que este año han sido suspendidas.
Próxima cita: Campeonato de Cantabria de Cruceros, organizado por la Federación Cántabra de vela, con la colaboración del Real Club Náutico de Laredo (15 y 16 de agosto) y la Vuelta a Cantabria a Vela (21 a 23 de agosto), organizada por la Federación Cántabra de Vela, el Real Club Náutico de Laredo, Real Club Marítimo de Santander y Real Club Náutico de Castro Urdiales.