Finalizado el Cto de Cantabria de Vaurien 2020

Finalizado el Cto de Cantabria de Vaurien 2020

Este pasado fin de semana, 19 y 20 de septiembre, ha tenido lugar el Campeonato de Cantabria de la clase Vaurien en aguas de la bahía de Laredo, organizado por el Real Club Náutico de Laredo (RCNL) y la Federación Cántabra de Vela con la colaboración del Ayto de Laredo, semirrígidas Cobra y Kinesis.

El desarrollo de la competición estuvo marcado por la situación actual del COVID-19, para lo cual desde el primer momento el RCNL dispuso las medidas necesarias para cumplir con los protocolos establecidos y que la competición se pudiese desarrollar con relativa normalidad. Prueba de ello es el gran éxito de participación, con 12 barcos inscritos, 10 de los cuales pertenecientes al propio RCNL que año tras año ve incrementar su flota de Vaurien gracias a la gran labor que viene realizando con su escuela de vela, y que se está convirtiendo poco a poco en un referente de las flotas de la clase en el Atlántico Norte. Tal es así, que para este año el RCNL tenía concedida la organización del Campeonato de España de Vaurien, sin embargo dada la creciente incertidumbre por la pandemia y de acuerdo con la secretaría nacional de la clase Vaurien, se han visto obligados a aplazarlo, una decisión muy meditada que no desmerece el esfuerzo que estaba haciendo el RCNL en su preparación, y que se ha tomado definitivamente este fin de semana, como anunciaba el propio Presidente del RCNL Juan Adarraga durante la entrega de trofeos.

Estaban programadas 6 pruebas divididas en dos jornadas, sábado y domingo. El parte anunciaba vientos fuertes y chubascos para el sábado, y vientos algo más suaves y mejor tiempo el domingo.La jornada del sábado amanecía en calma, enviando el Comité de Regatas los barcos al agua a las 13:03, sin embargo el viento tardó en salir lo que dificultó la salida de los barcos hacia la bahía por la fuerte corriente en contra. Finalmente el viento entró del oeste con intensidades medias de 12-14 nudos y rachas de hasta 20 nudos, acompañado de lluvia cada vez más intensa conforme avanzaba el día, llegando a disputarse 4 pruebas el sábado.

En la primera prueba se dieron las rachas de viento más fuertes del día, causando algunos estragos ya desde antes de la salida, lo que obligó a abandonara varias tripulaciones: el RomarateTeam, María y Sofía Alonso, MatteoZerbo y Marvin Peña, y Sissel e Iñaki Acasuso, estos últimos con daños considerables en su velamen, no pudiendo disputar el resto de pruebas del día. Desde el comienzo de la prueba se sentían las ganas acumuladas por los participantes de volver a disputarse este Campeonato y todas las tripulaciones se esforzaron al máximo por coger los puestos de cabeza. Finalmente, tras una intensa disputa, la tripulación del Bravo formada por los veteranos de la clase José Mª Mier y Javier Cifrián se hacían con el triunfo, seguidos del nuevo tándem de la clase formado por Carlos Casanueva padre e hijo, y en tercera posición el Wakalouca de María Díaz y Vanesa Redondo que este año ya con velas grandes y una excelente progresión reivindicaban su sitio en los puestos de cabeza. El Spirit of Pinke de Rafa García-Iturri y Eduardo Bellosillo estuvo peleando por la victoria durante toda la prueba pero un descuido en una virada les relegó al séptimo puesto de la prueba, que a la postre sería su descarte. Completaron la prueba Ibai y Josu Ruiz en cuarta posición, Humberto Miguel y Marta Merino quintos, Alba Santos y Lucas Miñambres sextos, y cerraron José y David Garín que fueron octavos.

En el resto de las pruebas del día, la tónica de los puestos de cabeza fue parecida con las tripulaciones de Carlos Casanueva padre e hijo, el Bravo, y el Spirit of Pinke siempre en la pelea. En la segunda prueba, el Spirit of Pinke se tomó la revancha de la prueba anterior e impuso su ritmo para terminar ganando. En la tercera prueba, por el contrario la victoria fue para Carlos Casanueva padre e hijo, mientras que el Spirit of Pinke sufrió un traspiés en la popa cuando se disputaba el segundo puesto con el Bravo, lo que permitió a María Diaz y Vanesa Redondo marcarse otro merecido tercer puesto. En la cuarta prueba y última del día, la victoria volvió a ser para el Spirit of Pinke, no sin permiso de María Díaz y Vanesa Redondo que llegaron a liderar la prueba en algunos momentos, aunque finalmente cedieron en la ceñida larga y fueron cuartas. La jornada acababa con el Bravo como líder gracias a su regularidad, con tan solo un punto de ventaja sobre Spirit of Pinke, segundos, y Carlos Casanueva padre e hijo, terceros, que estaban empatados, ya con el descarte aplicado.

La jornada del domingo, el viento también se hizo esperar, obligando al Comité de Regatas a izar aplazamiento, hasta que por fin salió del noroeste con intensidad de unos 8-10 nudos, permitiendo montar el recorrido y dar una salida, pero en mitad de la prueba el viento cambió de dirección unos 40º pasando al oeste, lo que obligó al CR a tomar la decisión de anular la prueba y reposicionar el campo de regatas de forma acertada. Finalmente se volvió a dar salida a la quinta prueba, observando el CR algún barco fuera de línea, lo que obligó a volver a los implicados, destacando enseguida en la prueba el barco de Sissel e Iñaki Acasuso, que tras el abandono de la jornada anterior hoy se resarcía, además estrenando velas y colocándose en los puestos de cabeza desde el principio, terminando la prueba en tercera posición. La lucha por la prueba fue intensa entre ellos, Carlos Casanueva padre e hijo y el Bravo, con el Spirit of Pinke algo más descolgado, entrando finalmente el Bravo primero, seguido de cerca por Carlos Casanueva padre e hijo.

Llegada la hora límite, ya no se pudo dar la salida a la sexta prueba, por lo que con una prueba el domingo se daba por terminado el Campeonato de Cantabria de Vaurien, proclamándose campeones absolutos la tripulación santanderina del Bravo de José Mª Mier y Javier Cifrián, segundos a dos puntos Carlos Casanueva padre e hijo del RCNL, y terceros el Spirit of Pinke de Rafa García-Iturri y Eduardo Bellosillo del Club de Vela Santoña. En categoría femenina las campeonas fueron María Díaz y Vanesa Redondo del RCNL, que terminaron en cuarta posición absoluta tras un excelente campeonato, y en quinta posición quedaron Ibai y Josu Ruiz del RCNL, quienes fueron muy regulares en todo el campeonato. A la entrega de trofeos acudieron el presidente de la Federación Cántabra de Vela, Fernando Mirapeix, y el presidente del Real Club Náutico de Laredo, Juan Adarraga.

Hay que destacar la excelente labor del Comité de Regatas en dos jornadas con condiciones meteorológicas que no fueron fáciles, la magnífica organización un año más del RCN Laredo y la Federación Cántabra de Vela, y el buen ambiente que se percibe en la flota local, que sin duda han contribuido al éxito de este campeonato.

https://drive.google.com/drive/folders/1aY4x6T1gZaUPhjmlUnPbrFMbvv6EzTrm