Finalizan las 100 millas de Laredo con el Kenex V como vencedor

La IV edición de las 100 Millas de Laredo arrancaba con 27 barcos inscritos en dos clases, IRC (7 barcos) y Club (18 barcos) con un premio especial para el barco que realizase la regata en solitario.
Dos barcos no salieron a última hora por circuntancias de averias.

El viernes día 30/07, se realizó la inscripción oficial, posteriormente los regatistas pasaron los reconocimientos del Covid 19, recogieron el avituallamiento, se les entregaron los polos identificativos de esta edición, realizando la inspección de seguridad a cargo de dos componentes del COR especializados en seguridad. A última hora de la tarde, se realizó la presentación de la regata a los medios de prensa y radio para posteriormente realizar una demostración de colocación de chalecos salvavidas, así como el inflado de una balsa y la explicación de todos los instrumentos y utensillos que lleva dentro.

El sabado día 31/07 después de un desayuno por cortesía de Panadería Hurtado y Café Dromedario, a través de la FCV, se repartieron las radio balizas a todos los barcos, para la realización del seguimiento. Realizaron la reunión de patrones y vía zoom, José Arteche delegado de AEMET les expuso la meteo prevista para las siguientes 30 horas de duración de la regata. A las 12,00h. se dio la señal de atención y a las 12,05h. salida. Al tener un viento procedente de tierra, se montó una boya de desmarque a 1/2 milla de la línea, que una vez tomada por babor la flota puso rumbo a la boya que el RCNCU, monto a una milla al norte de la luz verde de la entrada al puerto de Castro Urdiales, para así realizar la primera etapa de la regata. En el trascurso de esta etapa, rolo el viento a Oeste y entraron unos chubascos con lo que al ir llegando estos, el viento se aceleraba, llegando a coger rachas de 36/38 nudos y dejando una visibilidad muy reducida en algunos momentos.
Una vez tomada la boya de Castro Urdiales (por babor), se puso rumbo para salvar el Cabo de Ajo y marcar la derrota hacia la Isla de Mouro en la entrada de la bahia de Santander. La totalidad de esta etapa fue en pura ceñida y soportando vientos, que aunque habian amainado algo, se mantuvieros en unos 30 nudos. En la zona entre la peña de Santoña (monte Buciero) y Noja, el barco Ekilikua de Eduardo Santamaría, desarbolo al saltar un cadenote del obenque de babor, despues de unos momentos preocupantes, consiguieros deshacerse de la jarcia y remolcar el palo de vuelta a Laredo. Fueron unos momentos duros, ya que la mar estaba fuerte y un accidente de este tipo siempre es muy preocupante.
Varios regatistas abandonaron en esta etapa, ya que la ceñida fue francamente dura. El resto de la flota tomo la Isla de Mouro dejándola por babor, los primeros sobre las 19,00h., poniendo rumbo inverso al anterior y una vez superado el Cabo de Ajo, marcar demora hacia la boya de recalada en la entrada al puerto de Bilbao. Esta etapa y como los vientos, aunque amainaron al atardecer se mantenían de Oeste, transcurrió mas tranquila, con vientos de aleta aunque continuaron los chubascos y las rachas de viento.
La boya de recalada, en la entrada al puerto de Bilbao, se encontraba sin señalización lumínica, lo que hacia muy difícil verla con lluvia cerrada y de noche, tampoco ayudaba mucho la situación en tierra, ya que la costa se encuentra con gran cantidad de luces procedentes de las poblaciones de Getxo y Algorta. Debido a estas malas condiciones meteorológicas y de visibilidad el barco Amar de Manuel Fernández del RCNL abordó a la boya, produciendo una vía de agua, en la que embarcaron unos 80 ó 90 litros, al ser un barco moderno Sun Fast 32, que tiene un departamento estanco en la proa, consiguieron seguir la regata sin retirarse, pero con un problema grande, ya que el barco con ese peso en la proa no ciñe en condiciones ideales.

El dia 01/08, estaba la totalidad de la flota en puerto, sobre las 2,00 h., los primeros y en el transcurso de la madrugada el resto de los barcos, a pesar de las incidencias y la meteo, todo estaba en orden.

En clase IRC finalizaron 6 barcos y 1 retirado.
Siendo el ganador absoluto de la regata en IRC el barco KENEX V de Ignacio y Javier Gimenez, perteneciente al RCNL.
En la clase Club finalizaron 8 barcos y 10 retirados.
Siendo el ganador absoluto de la regata en Club el barco AZUL BI de Jon Ortega, perteneciente al RCNL.
En la Clasificación en solitario el trofeo fue para el barco GEISER de Alejandro Cuetos, perteneciente al RCAR de Gijón.

Los eventos en tierra, terminaron con la entrega de trofeos a los ganadores y el clasico Noray identificativo de la regata a todos los participantes. Celebrando una cena el los salones de RCNL a la que asistieron gran cantidad de personalizades, politicas, militares y representantes de los clubs colaboradores como son el RCMS de Santender, RCNCU de Castro Urdiales y el RCMA/RSC de Bilbao así como de la FCV.

El COR felicita a todos los participantes y en especial a los ganadores.

Esperando que la V EDICIÓN, sea tan espectacular o mejor que la vivida en este 2021.

Fuente: Adolfo Zabala (RCNL)